Inicio » Articulos » #NoMasPagarPorTocar: Respecto a las organizaciones “tiranas” que se aprovechan de las bandas.

#NoMasPagarPorTocar: Respecto a las organizaciones “tiranas” que se aprovechan de las bandas.

Empezaré aclarando que YO hago parte de una de esas organizaciones tiranas de las cuales les ha dado por rajar los últimos años con el tema de “Pagar por tocar”; sin embargo lo que leerán a continuación es enteramente fuente de mi experiencia personal con organizadores, gestores, bares, bandas, instrumentos y tarimas…

Primero que todo, este texto nace gracias a que tuve que leer una publicación que vi rondando por Facebook (Link: goo.gl/p19S1q), promovida por un perfil falso; invitando a las bandas a no ser víctimas del “atropello” por parte de un montón de desgraciados.

Pues heme aquí. Pablo Rodríguez, hablando a mi propio nombre y dispuesto a generar un debate constructivo con el que considere que estoy loco.

Reitero, hablaré a mi nombre y no en representación de ninguna de las empresas o bandas para las cuales tengo el gusto de trabajar.

Es fácil quejarnos detrás de un computador acerca de cualquier cosa. Gracias al internet y a las redes sociales es bien sencillo balbucear cualquier cosa absurda y llegar a muchas personas en un insante; es por esto que tenemos que ser un poco mas responsables con lo que decimos, hay que hablar sin pasiones y sin precipitaciones.

Es fácil comprarnos una guitarra vorson, abrir youtube, aprender cómo se hacen 3 acordes de rock y salir al ruedo. Ya compré el instrumento, ya lo aprendí a tocar… De repente surge esta pregunta:

¿Por que diablos debo pagar por tocar?

Con gusto les respondo. . .

Vas a pagar por tocar hasta que cultives el público necesario para que tu proyecto sea lo suficientemente sostenible y viable como para que el dueño del bar te invite a tocar, te pague y vea ganancias.

Vas a pagar por tocar hasta que hayas esculpido tu sonido, tu técnica y tu puesta en escena.

Vas a pagar por tocar hasta que tengas un producto sólido y sostenible, que la gente quiera comprar (venga en video, en audio, en ropa, o en vivo)

Vas a pagar por tocar hasta que aprendas a tratar al crew técnico que ponen a tu disposición. Saludar, pedir el favor, dar las gracias, despedirte.

Vas a pagar por tocar hasta que tengas instrumentos decentes. La guitarra de US$90 que se desoctava cada dos acordes, el set platillos con “mordida” de US$170, o el cable ruidoso “a diez mil”; no hacen parte del gear de un músico profesional.

Vas a pagar por tocar hasta que aprendas a compartir tu público en los festivales. Esa actitud mezquina de querer que todos te vean JUSTO A LA HORA DE TU SHOW (no antes) y que a la hora de bajarte de la tarima todo el mundo se tiene que ir… Es la cagada.

Vas a pagar por tocar hasta que aprendas que no es trabajo de nadie mas que tuyo llevar a tu concierto el pick, la correa, los cables, la llave de afinación, las baquetas, los platos, los pedales, etc.

Vas a pagar por tocar hasta que tu baterista sepa que es y como se arma “el marranito”, el “cosito”, el “consianfirulito”, o el “bichito” del hihat que se llama “Clutch”

Vas a pagar por tocar hasta que entiendas que si dentro de tu flujo de señal hay un cable muy específico que es imprescindible dentro de tu propuesta artística… Debes llevarlo.

Vas a pagar por tocar hasta que exista la autoconfianza en tu propuesta artística. La suficiente seguridad que tu proyecto es lo suficientemente sólido como para ver el tema como una “Inversión” y no como “Alguien lucrándose de tu trabajo”

Vas a pagar por tocar hasta que dimensiones tu entorno. Si estás en un festival y tienes media hora para tocar, es tu responsabilidad optimizar tu montaje para hacer de ese concierto algo memorable: No pasa nada si no montas uno de los dos crash de 16 de la misma referencia en tu set, o si tu guitarra no va en stereo en un recinto pequeño.

Vas a pagar por tocar hasta que tu cantante aprenda a agarrar el micrófono…. Es ridículo pero aca creen que el micrófono se tiene que tapar por completo con las manos y metérselo hasta la boca del estómago. – Y si pita o no se entiende, es culpa del ingeniero –

Vas a pagar por tocar hasta que entiendas que los monitores de piso NO SE PISAN. Por mas sexy que te veas pisando el monitor durante tu flamante solo de guitarra, has de entender que ese monitor se daña; ya sea porque ensucias o pelas su malla delantera, o porque con la presión puedes deteriorar el conector de atrás.

Vas a pagar por tocar hasta que el amplificador de guitarra no es un stand para tu cerveza. (Para mi es obvio pero era necesario aclararlo)

Vas a pagar por tocar durante toda tu carrera musical. Un video es pagar por tocar frente a una cámara, un disco es pagar por tocar en un estudio, ¿horas de ensayo? si, tambien es pagar por tocar… Son cosas que se harán durante toda la carrera y por mejor músico que seas vas a tener que seguir haciendo.

Y no. Papá Noel no existe. Ese cuento del cazador de talentos que los va a estar esperando en cualquier bar de la ciudad con un contrato en la mano para empezar a trabajar con Universal Music NO EXISTE.
Ahora, Hablando de los hijueputas esos de Bogotá Ciudad Rock… Es un despropósito hacer 120 videos de bandas malas cada año. No se ven bien, no suenan bien, y no obtienen views…

Para muchos es fácil quejarse sobre la gestión; para mi es indignante y doloroso ver como pueden llegar a ser malagradecidos y ciegos con el trabajo de Rafa. Ese man trasnochó seguido dos y tres meses durante una década esmerándose porque salgan bonitos y suenen bien; afinándolos, cuantizándolos, quitándole cuanto ruido lleve cada uno de los instrumentos y cables baratos que compran…

Cada año comprando invirtiéndole millones a la profesionalización del sonido para las bandas de aca, dejando en un segundo plano la gestión de su propia banda (¡Que además es buenísima!)

En cuanto a mi… Cobro poco menos de la mitad que le cobraría a una de las bandas PRO con las que trabajo para ir a partirme el jopo llegando antes que ustedes al venue, conectando todo de forma ordenada para que nadie se tropiece, afinando la batería, asegurando cables de corriente para que nada malo pase, ¿que hay que soldar la única guitarra surda del festival en pleno show? ¡Eso va!

Muchas veces me pregunto si un man tan pro como yo está haciendo lo correcto al montarle un clucth a un baterista que no ha tenido cinco de curiosidad para conocer su instrumento y saber al menos el nombre de “el cosito” mientras si le queda fácil llenarse de palabras de odio por internet para quejarse por algo que no entiende… Me dan ganas de mandar todo al carajo, pero también hay bandas buenas que tienen ganas de surgir y hacen que esta labor valga la pena. Aunque no lo crean, debe existir obligatoriamente un componente de amor por esto para seguirlo haciendo año tras año porque no es nada fácil.

Si no les gustan los festivales, si no quieren compartir tarima con nadie, si no quieren invertirle a un show, o a lo que sea… No lo hagan.

Lo bonito de esto es que nadie nos está encañonando para tocar o para trabajar; bien podemos hacer nuestros propios conciertos con juegos de azar y mujerzuelas. De no salir bien, quedará el aprendizaje de saber que esto no es tan fácil como se piensa y de salir bien bacanísimo porque se crea escena, se crea industria, y es mas camello para todos.

La invitación es a quejarnos menos (muchos menos si no tenemos idea de cómo funcionan las cosas al otro lado) y trabajar mas, como siempre dispuesto a hacer de cada show algo mejor. La industria aún no existe y hay que crearla… Para ello hay que creernos el cuento e invertirle todo lo que sea necesario. Los resultados llegarán.

¡Y bueh! No me voy a regar mas, dejaré energías para el debate si alguno se anima. ¡Que ojalá! Aprovecho para ovacionar a los 4 chiflados: Rafa, Rodri, Dieguito y Pipe. Hay que estar loco definitivamente para meterle tanto amor a una actividad tan poco lucrativa y llena de odio.

¡Hasta la próxima!

Tomado de: Facebook

Comparte tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *