Inicio » Articulos » Se ha perdido la esencia del metalero?

Se ha perdido la esencia del metalero?

Ante todo quiero que si algún debate se deriva de esta nota, sea un intercambio sano de ideas, con fundamento y sin el típico putazo sin argumentos.

Recuerdo que cuando el metal llego a mi vida, éramos una elite, o tal vez no, pero así nos considerábamos. Ser metalero era un orgullo y una guerra. Peleábamos contra todo aquello que veíamos como erróneo en una sociedad de consumo saturada por las modas y la superficialidad. Mover el culo al ritmo del tema tropical de moda era algo superfluo. La estupidez era algo inaceptable. El orden social no tenía sentido y letras como Inner Self calaban en los más profundo, caminado calles sucias con odio en nuestras mentes, sin seguir las reglas del mundo, solamente a nuestro ser interior!!!

Trovadores del apocalipsis nos mostraban que Colombia era el imperio del terror, nos invitaban a vivir nuestra vida y dejarnos de servilismos o muy explícitamente nos decían que la iglesia es el negocio y el fanatismo la enfermedad.

Los toques, fueran en la sala de una casa, en una bodega abandonada, salón comunal o teatro, eran un encuentro de almas símiles, un culto, tributo al metal, rechazo al conformismo. Se pagaba con gusto la entrada, se compraban demos y revistas underground. Eran puntos de encuentro para hablar de música, arte, literatura, filosofia, sociedad y pendejadas… era una hermandad. No importaba que genero se escuchaba, ser metalero era suficiente para entablar una conversación o compartir una cerveza. La música tenía mística.

Ser metalero era un privilegio y tenía su precio. Lidiábamos con policías queriéndonos cortar el pelo, metiéndonos 24 horas en una estación de policía por ser “satánicos y degenerados”. Ser metalero no era un privilegio frente a la sociedad, era el equivalente de llevar una letra escarlata que nos tildaba como seres anormales, perseguidos y condenados por la intolerancia que siempre ha corroído nuestra sociedad. De ahí que decíamos con orgullo “moriré con las botas puestas” porque sin importar cuanta mierda nos botaran, seguíamos fieles a nuestra escena.

Tener el demo, Ep, Lp, después CD de X o Y banda era cuestión de orgullo, nos jactábamos de comprar la música que nos movía el piso. Saber que estuvimos en un concierto determinado era cuestión de orgullo. “Yo fui a tal concierto, vi a tal banda o tengo el demo de tales manes” era satisfacción total como metaleros.

Además de saber que con cada disco, revista o demo que comprábamos contribuíamos a la escena, sentíamos que era una obligación ser mejores cada día. El conocimiento era parte vital del proceso y por medio de nuestros ídolos aprendimos de arte, filosofía, religión, etc. Era mandatorio demostrar que por ser metaleros éramos mejores que aquellos que nos criticaban, la educación, cultura y gallardía eran parte de un metalero integro.

Criticábamos con fundamentos y tomábamos acción. Nos hacíamos sentir, abrimos espacios en aras de una mejor escena y logramos aceptación. Éramos contestatarios, guerreros de negro armados de ideas, distorsión y ganas de hacer una mejor sociedad para todos, “caspas” incluidos.

Hoy día me duele ver que la mística se ha perdido. Abundan los “metaleros” de mp3 bajados de la red que tienen fácilmente 64 gigas de música gratuita y no poseen un solo disco original, hijos de las modas y por otro lado gamines que se escudan en la “brutalidad” del metal para justificar sus actividades antisociales.

Es necesario comprar los discos, pagar las entradas a los conciertos y censurar las acciones de antisociales que le dan un mal nombre a la escena. Como guerreros del metal es nuestra obligación erradicar comportamientos que son contraproducentes. Creo que 200 o más personas pagando una entrada a un concierto no se pueden dejar intimidar por 20 antisociales que quieren entrar gratis y a la fuerza. No somos guerreros? Demostremos nuestro repudio y si es necesario recurrir a la violencia, que así sea, a las buenas o a las malas tienen que ser erradicados.

De igual manera los invito a tomar conciencia social, que el metal nos haga mejores personas, ejemplos envidiables para aquellos que nos critican, demostremos que por ser metaleros somos mejores que ellos. Construyamos una escena solida de metal, sin géneros, apersonémonos de el legado de aquellos que pelearon para que podamos disfrutar lo que es el metal hoy día, aislemos piratas, repudiemos individuos y acciones que dañan la escena. Tomemos acción, apoyemos de verdad, compremos los discos, paguemos las entradas a los conciertos y sobre todo, eduquémonos, seamos mejores cada día, el conocimiento es lo que nos diferencia de las bestias.

El metal me enseñó a ser mejor persona y me molesta saber que otros lo usan como excusa para ser gamines, de los verdaderos metaleros depende que podamos erradicar esa plaga de raíz, a las buenas o a las malas pero es nuestra obligación.

Metal hasta la muerte!!!!!!!!!!!!

Comparte tu opinión

También te puede interesar

Vigésimo Séptimo Podcast FACTOR METAL – Especial MASACRE

Entrevista especial de más de dos horas realizada a ALEX OQUENDO vocalista de una de …

ENDARK presenta su videoclip “Generation Blood”

La agrupación Colombiana de Death Metal ENDARK presenta su primer video clip oficial del sencillo …

6 comentarios

  1. Ser metalero no es escuchar metal, es vivir con el metal literalmente que lo haga sentir algo, lo haga moverse.

    Casposos no existen, el metal es libertad , cada uno que haga lo que quiera, a mi no me importacuantos “casposos” existan con tal que no me influyan

  2. DURANTE EL TRANSCURSO DEL TIEMPO,CON EL CORRER DE LOS AÑOS, LAS PERSONAS VAN EXPERIMENTANDO ATRAVEZ DE SU GUSTO MUSICAL, SENSACIONES Y VAN RECOPILANDO EXPERIENCIAS GRATAS AUNQUE A VECES ASI NO SE VEA.
    EL METAL CON SU DESCARGA, MATIZ, ENSUEÑO, ARMADURA, ESTILO, SABOR,Y CONCIENCIA HA GENERADO EN MILLONES DE CABEZAS BUENAS IDEAS Y A TOMADO A SUVEZ MADUREZ, AUNQUE REPITO SOLO SE VEA COMO DESFACHATEZ.
    ES MUY TRISTE QUE TODAVIA HAYAN PERSONAS QUE SECTORICEN NUESTRO VIVENCIAR¡¡
    ESO EN ESTE MOMENTO SUENA RIDICULO, DECIR QUE TODAVIA NOS DICEN METACHOS, CHATARREROS,
    BAHHHH, PURAS PALABRAS MAL DERIVADAS DE BOCAS MAL HABLADAS.
    CUANDO SE ENTENDERA, QUE ESTE GENERO ES MAS
    QUE PALABRA, ES SENTIMIENTO, ES POESIA, ES LIRICA, AMANECERA Y VEREMOS¡¡, POR AHORA TOCA JALARSE AL RESPETO ENTRE NOSOTROS¡¡, ES LA MEJOR MANERA DE MARCAR LA DIFERENCIA, LUXA.

  3. Bueno soy del 85 y pues a partir de los 19 años empecé a escuchar rock n roll, led zeppelín una gran inspiración para mi jhon bonham hiso establecer el gusto firme y final por los instrumentos de percusión siempre que llegaba del colegio prendía la radio y escuchaba el closet de clásicos esperando a escuchar un tema de mi banda mientras sonaban the doors deep purple Black Sabbat ac dc y otros súper clásicos del 70 que daba pista a lo que hoy conocemos como metal.
    Muchas bandas de metal inspiradas por estos creadores del rock n roll, fascinado estoy al mirar que en el álbum de nebiros guerreros de Lucifer agradecían mucho a Elvis por educar nuestros oídos.
    Para esos días el hard rock retumbaba en mis oídos y cada día me gustaba más y por tal investigaba por cada banda que oía
    Iron Maiden un poco más rápido y contundente metallica un grande del trhash (antes de escuchar el patético st anger) investigación realizaba.
    Hoy en día mis inclinaciones van por el Black y el death metal sin olvidar las raíces rockeras y muchos de estos artistas, ejemplo a seguir, dándonos a conocer su arte. Artistas que han empezado con las uñas y que por obvias razones tenemos que brindar su apoyo no con vandalismo sino adquiriendo sus trabajos y asistiendo a conciertos pagando la entrada correspondiente los tiempos han cambiado y la escena esta siendo afectada

  4. En muchas de las cosas que se acaban de describir tiene razón, aunque hay que tener en cuenta que el cambio socio-cultural que sufrió la escena fue drástico, y se derivo mas que todo del acceso a la música de forma gratuitamente o pirata como lo quieran llamar, generando así , mas acceso a la información a bandas y géneros, así mismo, el numero de bandas se incremento y los generos perdieron su originalidad volviendo toda la escena en algo mas fácil de digerir, hoy en dia es fácil ver varias clases de metales, los vieja guardia, los de la red, o los que en verdad viven esto como un estilo de vida como una pasión que tratan de aportan hasta donde pueden con la escena que aceptan otros tipos de música sin criticarla y que tratan de ubicar cosas mas originales cada vez para alimentar su necesidad de música “Undergroud” pero que no pierde su identidad, obviamente estamos invadidos de toda clase de gente, pero al final nunca llegan a comprender lo maravilloso del metal y eso es lo que los diferencia de nosotros……Muy bacana la nota y deja en verdad la duda de que tan metaleros son todos…..

  5. Lamentablemente cierto, aún mas lamentable el hecho de ver día a día que nuestra cultura, la que con tantas ganas y esfuerzo hemos construido se convierte en una moda, suena mal y es duro decirlo pero es cierto, nuestra escena se llena cada vez mas con gente que sólo por tener cabello medio largo o vestirse de negro o comprar pirata un “grandes éxitos” de alguna banda se cree metalero…

    Ahora ya nadie escucha a conciencia, sólo se ven peladitos de 14 y 15 años diciendo a grito entero por ejemplo cosas como “Metallica es una mierda” pero lo hacen sin fundamentos…sólo por que se lo oyeron a alguien mayor o lo leyeron en algún sitio de Internet…y es que ademas abundan los “metaleros” de Internet hablan sólo de la basura que leen y ni siquiera se toman la molestia de escuchar los discos… y salen haciendo poses ridículas, en grupos pendejos…degenerando cada ves mas la escena… o haciendo “metal” cristiano o alguna babosada de esas…y esta semana son los manes mas thrashers del mundo, pero la semana pasada eran blackeros.. y cuando vino Maiden…eso o eran re fanáticos o se sentaban a decir.. (como raro sin conocer) que eso era una basura vendida, consuminsta blablabla…

    Muy feo todo eso que está viendo ahora estos dias.. que pesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *