Internacional

‘Pray’ Lo nuevo de FATIMA PUSH Una balada experimental, caótica y resiliente

La banda bogotana de rock industrial y experimental inspiró su nueva canción en el libro ‘La Dama de las Camelias’ de Alexandre Dumas (hijo).

Fatima Push es una banda rock bogotana que combina sonidos electrónicos e industriales con ritmos latinos. Con una propuesta contundente y única.

Josué Medina en la voz y sintetizadores, Juan Esteban Alonso en el bajo, Iván Ferro en la batería y Jorge Buitrago en el saxo buscan llevar un mensaje contestatario, honesto y existencial en sus canciones, apostándole a un show y a una experiencia llena de matices y fuertes propuestas visuales.

‘Pray’ es su nuevo sencillo, una canción que está inspirada en el libro ‘La Dama de las Camelias’ de Alexandre Dumas (hijo). En la historia, el personaje se enamora de una disoluta cortesana. Luego de abandonarla ella muere y él regresa años después para reconciliarse con su pasado y buscar respuestas. La canción tiene un sonido de caos y heroísmo. Suena a la búsqueda inexorable de alcanzar lo que se desea.

La canción cuenta con un lyric video de gran calidad que inicia en un bosque el cual representa los ciclos de continuidad y finitud de la existencia.

«La exploración musical en ‘Pray’ consistió en lograr que la ausencia de guitarras en la banda se convirtiera en fortaleza y en parte en nuestro sello sonoro al implementar efectos en el bajo para hacer en simultáneo solos y acompañamientos propios de la guitarra. Es una canción trágica en esencia, pero como toda tragedia siempre ofrece resiliencia como una opción», comenta la banda.

Las tomas de video fueron producidas en varias regiones de Europa por el realizador visual sueco Iván María Friedman y editadas en Bogotá por Van Georgie. «Cuando la mujer aparece caminando vemos el objeto de amor que añora nuestro personaje, el cual es arrebatado irremediablemente de su lado. El principal dilema es cómo perdonar a alguien que ya no existe y que amamos con cada fibra de nuestra alma. La siguiente escena es una niña  que representa la inocencia y ternura que todavía imprime en el corazón de nuestro héroe la memoria de su amada.        Más adelante, están los caballos salvajes que son el retorno del hombre a sus impulsos más innatos y animales. Sucumbiendo ante estos, termina por desaparecer del paisaje la imagen de su amada, su único vínculo con la realidad y lo noble dándole paso a la misantropía que inundaría la existencia de este personaje incapaz de perdonar», agrega la agrupación.

La canción será parte de la segunda entrega musical de Fatima Push que verá la luz el próximo año. La producción y composición estuvo a cargo de Josué Medina (vocalista) y Juan Alonso (bajista), fue grabada y mezclada en los estudios de Art&Co Holding en Bogotá y masterizada en Nada Recording (NY, USA).

«Fatima Push busca suplir las necesidades creativas de cada integrante. Encontrar y pulir los medios para perfeccionar nuestro proceso musical es vital. Tenemos la convicción de que el arte debe inspirar y conmover a la gente en estos momentos tan grises. Sabemos que no es una empresa fácil, pero la llevamos con orgullo», comenta la banda sobre su proceso artístico.

Darse la oportunidad de escuchar Fatima Push es escuchar música honesta, visceral y sin pretensiones.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar